domingo, 13 de septiembre de 2015

Banqueros de más de un millón de euros en 2013

El artículo 75.3 de la Directiva 2013/36/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito y a la supervisión prudencial de las entidades de crédito y las empresas de inversión, dispone que:

“Las autoridades competentes recabarán información sobre el número de personas físicas en cada entidad que reciban remuneraciones de un millón de euros o más por ejercicio, incluidas sus responsabilidades en el cargo que ocupa, el ámbito de negocio implicado y los principales componentes del sueldo, los incentivos, las primas a largo plazo y la contribución a la pensión. Esta información se transmitirá a la EBA, la cual la publicará sobre una base agregada por Estado miembro de origen en un formato común. La EBA podrá elaborar directrices para facilitar la aplicación del presente apartado y asegurar la coherencia de la información recabada”.

La EBA, esto es, la Autoridad Bancaria Europea, ya lleva varios años publicando este informe, y acaba de lanzar a comienzos de septiembre de 2015 el correspondiente a 2013. 

Han sido 3.178 las personas del sector que en 2013, en el conjunto de la Unión Europea, ganaron más de un millón de euros (en 2012 fueron 3.530). Dentro de este universo, en todo caso, las comparaciones no son homogéneas y se echa en falta la suficiente armonización, pues las prácticas retributivas difieren de unos Estados a otros, sobre todo en materia de pagos diferidos y mediante la entrega de instrumentos financieros. 

La remuneración variable ya se ajustó en la práctica  en 2013, en ciertos países, a la nueva regla en vigor a partir de 2014, es decir, al límite del 100% de la retribución fija, porcentaje elevable al 200% por votación favorable, sujeta a ciertos requisitos, de la junta general de cada entidad, aunque son muchos los países en los que sigue superando ampliamente este tope (Reino Unido, 410%; Francia, 352%... la media de la UE ha quedado fijada en el 180%).

El informe ofrece, aunque esté desfasado posiblemente a estas alturas, en la que dos años son un mundo, una gran cantidad de datos, clasificados en cuadros de acuerdo con determinados criterios. Pero destacamos, someramente, algunos datos.

Claramente, es Reino Unido la jurisdicción en la que más “high earners” podemos encontrar (2.086 sobre 3.178 en el total de la Unión Europea).

1.813 “high earners” de la Unión Europea desarrollan funciones de banca de inversión. Este dato nos parece especialmente sensible y significativo, pues confirma la tendencia, mucho más marcada en 2015 que en 2013, en un entorno con tipos de interés rayanos a cero o negativos, de la prevalencia de la banca de inversión sobre la comercial. Si las entidades no solo quieren ganar dinero, como les corresponde, sino simplemente sobrevivir, se ven abocadas a adoptar, con mayor o menor intensidad, modelos de banca de inversión, con riesgo para los mismos propietarios de las entidades, pero también, hipotéticamente, de modo reflejo o complementario, para los clientes. Son únicamente 92 los empleados de banca comercial que ganan más de un millón de euros al año. El sueldo medio del personal identificado relacionado con la banca de inversión fue el más alto en 2013 (unos 790.000 euros) aunque buena parte de él fue variable (unos 518.000 euros de media).

En España fueron 133 personas las que en 2013, un año después del rescate del sistema financiero, obtuvieron ingresos mayores al millón de euros, 69 de ellos en el área de la banca de inversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario