jueves, 1 de junio de 2017

Regulando contra el criterio del supervisor bancario

Fundaciones bancarias

«3. Modificación del fondo de reserva de las fundaciones bancarias

3.1. El BCE considera que reducir del 50 % al 30 % el porcentaje mínimo de dividendos que las fundaciones bancarias deben destinar al fondo de reserva, y ampliar de cinco a ocho años el plazo del que estas disponen para alcanzar el volumen objetivo de dicho fondo, cambia la estructura de incentivos establecida en la Ley 26/2013 de cajas de ahorros y fundaciones bancarias y contradice el espíritu de la reforma original de las cajas de ahorros. El fundamento de la reforma original del sector de las cajas de ahorros era incentivar la reducción de las participaciones de control de las fundaciones bancarias en los bancos, imponiendo costes adicionales a las primeras. Modificar esas disposiciones reduce notablemente los incentivos de las fundaciones bancarias para reducir sus participaciones de control en entidades de crédito. La reforma de las entidades del sector de las cajas de ahorros es uno de los pilares esenciales del programa de asistencia al sector financiero español, y estos cambios parecen reducir su alcance indebidamente. El BCE considera que la base económica de las medidas no se explica suficientemente en el proyecto de real decreto, que alude simplemente a “la situación actual de los mercados financieros” sin más aclaración de los motivos sustanciales de la modificación o de la manera en que esta será de utilidad, en la situación actual de los mercados, para las fundaciones bancarias o las entidades de crédito participadas. Actualmente España experimenta un crecimiento económico muy fuerte y generalizado, del cual se beneficia el sector financiero. No es obvio, por tanto, qué significa la referencia a “la situación actual de los mercados financieros” y cómo, a partir de ella, se propone ampliar el plazo para dotar el fondo de reserva y reducir el porcentaje que debe destinarse a él.

3.2. El BCE considera además que la reducción podría afectar a la igualdad de condiciones, pues pondría en situación de desventaja a las fundaciones bancarias que ya hayan optado por reducir sus participaciones de control en entidades de crédito. Por ello, el BCE recomienda que se reconsidere la modificación propuesta del fondo de reserva de las fundaciones bancarias».

No hay comentarios:

Publicar un comentario